Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2009

En vena.

Ya estoy de pleno viendo la 5a temporada de LOST, y aunque sé que la mayoría la habéis visto y todo eso, me pregunto si os habrá pasado lo mismo que a mí. Ayer mientras disfrutaba de un nuevo episodio, una terrible cuestión me vino a la cabeza de repente: ¿qué voy a hacer cuando se acabe LOST? Esta sensación la he tenido con muy pocas series. Yo soy de las que me suelo enganchar fácilmente pero igual que me engancho me desengancho. Ahora bien, con LOST es distinto. Cuando se acaba una temporada el "mono" me dura bastante más de lo que podría considerarse un período de tiempo prudencial y me temo que cuando vea la "season finale" de la 6a temporada, voy a tener un problemón. Se lo comenté a mi chico y el me miró con una cara de estupefacción que lo dijo todo sin pronunciar palabra. Pero yo hoy sigo con el mismo temita dentro de la cabeza. ¿Cómo una serie puede ser tan adictiva?

La insorportable (para los merengues) satisfacción de ser culé.

Mayo de 2009 va a pasar a la historia como el mejor mes futbolístico de la historia para todo los culés. Lo de este Barça de Guardiola es la octava maravilla del mundo mundial. Anoche disfruté como nunca del buen fútbol que mis ojos pudieron ver. Sufrí los 10 minutos iniciales, deseé que Cristiano Ronaldo se torciera un pie, así a lo tonto, sólo una mini lesión que le impidiera seguir jugando y metiendo aquellos terribles sustos que paralizaban mi corazón sin remedio, pero bueno llegó el gol de Etó y la moral de los jugadores blaugrana se exhaltó hasta límites insospechados. Y a partir de entonces nada frenó a la furia culé y el Manchester, muy digno él todo el tiempo, no pudo más que rendirse a tanta majestuosidad futbolera. Zapatero se saltó el protocolo abrazando al presidente del Barça, Eva Longoria dejó de leer la revista que leía cuando la enfocaron los de Antena 3, a Laporta se le saltaron los botones de la camisa por sobredosis de satisfacción, el rey se despertó de la siesta …

Wicked.

Cuando viajé a Londres me quedé con las ganas de ver un musical y es una de las cosas que haré cuando vuelva a visitar esa maravillosa ciudad, porque volveré, eso no lo dudéis. La cuestión es que una cosa por otra no fui a ver ningún musical y eso es algo de lo que me arrepentí nada más poner los pies en el avión de vuelta a casa.
La verdad es que por aquel entonces no tenía en mente ninguno en concreto pero me llamaba la atención por mi gran afición a Queen y por mi admiración a Freddy Mercury el de WE WILL ROCK YOU. Pero estando allí y tras hacer un montonazo de viajes en metro para recorrer la ciudad lo máximo posible y no perder el tiempo me fijé en uno de los carteles que había colgado repetidamente en las interminables paredes del "tube" londinense: el del musical WICKED.

Reconocí enseguida a las brujas del Este y del Norte al verlo. No en vano durante muchísimos años quise ser como la segunda y temí a la primera más que a nada en este mundo. Por las noches antes de aco…

Cuando la publicidad me gusta...

Zappinear cuando hay publicidad, esa es mi costumbre, pero de vez en cuando hay un anuncio que me gusta y entonces lo busco en mi zappineo entre los canales y cuando lo encuentro... bufff a disfrutar!!! Éste es un ejemplo:

Momentazos.

Tanto hay qué decir, tanto hay qué comentar, que yo no sé por donde empezar. Bueno sí, que ya tenemos 2 de 3 y vamos camino al 3 de 3, o lo que es lo mismo el pleno al 3 en lo que a títulos futbolísticos se refiere. En realidad yo no voy de camino a ningún lado, que a Roma no voy a ir, pero sí va a ir el suertudo de mi papi y a estas horas le tengo una envidia de lo más insana, que mejor no os la sigo contando porque es feo hablar así de la familia. Pero eso, a lo que iba, que mi Barça sigue dándome alegrías y que bueno sigue haciéndome muy feliz.
Pero es que la cosa no acaba ahí, porque el sábado mientras que el Madrid le regalaba con amor y cariño una liga en bandeja a mi Barça en el Madrigal, Soraya, alias "Poyeya", alias "más tonta no puedo ser y por eso hablo así de raro, canto con poses raras y llevo un pelo aún más raro" hacía el ridículo en Moscú y demostraba definitivamente a la audiencia eurovisiva española (conformada como ha comentado Vargt en su post p…

Burning night.

Voy falta de sueño, bueno de sueño y de muchas otras cosas, y puede que eso nuble mi entendimiento, como la solteras nublan el entendimiento de Carlos Baute y lo dejan colgado no precisamente en sus manos cada tarde en esa cosa que se parece a un programa pero que la verdad no acabo de entender muy bien que es y que se llama ELÍGEME. ¿Pero Carlos Baute no prefería a los estibadores portuarios? Siempre lo había creído así pero viendo como desnuda con la mirada a las mocetonas que entran en su plató tengo una duda más que considerable al respecto.
En fin a lo que íbamos que tengo la cabeza un poquito atolondrada (ufff esta palabra que acabo de usar era la favorita de la Hermana María, mi profe de mates de 8º EGB, así de repente me ha venido un flash de su imagen a la cabeza, no os digo que no estoy fina...) y puede que eso haga que ande un poco monotemática, pero tenéis que perdonarme, I'm happy, so happy, y no se me puede aguantar, I know.
Y es que esta noche... VAMOS A QUEMAR MESTAL…

Emociones.

Este mes de mayo como culé de pro que soy está siendo para mí la repera. Yo no había acabado de digerir la felicidad del 2-6 en el Bernabeu, cuando me llegó el empate en el último suspiro de Stanford Bridge. Puede que al final no nos quedemos con la "Copaaaaa, ligaaaaaa y champions!!!" que entonan los del Crackovia en su ya famosa canción, más si cabe a estas alturas que el "Chiki, chiki" de hace un año.

Pero el arte futbolístico que los chicos de Pep Guardiola están repartiendo por doquier, eso, eso no se olvidará con facilidad en mucho tiempo. Y las emociones que estamos viviendo, eso, eso os digo que tampoco. Si 2008 fue el año de la Selección Española, el 2009 es el año del F.C. Barcelona. Esto es como le comentaba el otro día al compañero Vargtimen, para grabarlo y revivirlo 1000 veces.
A la dicha de ver como el equipo de mis amores me da tantos buenos momentos futbolísticos, le sumo el hecho de que el equipo de mis no-amores, el Real Madrid, nos regala la liga…